GRANJA ELENA

Desde 1974, lo dice en la entrada de su restaurante y como ellos mismos se definen practican alta cocina de barrio y la verdad es que me parece la definición más acertada.

Hacía mucho tiempo que les quería visitar pero su horario de 7 a 16h de lunes a viernes y sábados de 7 a 13h no son muy compatibles conmigo. Pero hace unas semanas tuve vacaciones y directo a probar la cocina de Borja Sierra.

Es un lugar peculiar, si no sabes donde vas, su aspecto desde fuera es de Bar de toda la vida, que como podéis ver llevan desde 1974, en donde no esperarías encontrar cierto nivel de platos como los que prepara Borja.

Dentro es un local sencillo con pocas mesas, también hay opción de sentarse en la barra.

Pero cuando ves las copas y cubiertos ya ves que el tema va a ir por otro lado. A mi personalmente me gustó mucho, todos los platos que os voy a mostrar estuvieron a gran nivel y alguno de sobresaliente.

Además me gustó mucho el detalle de ofrecernos servir medias raciones porque queríamos compartir platos con mi acompañante y eso hizo mucho más sencilla la comida.

El pan, de calidad, buena hogaza, ideal para mojar en las salsas de algunos platos que pedimos, las cuales hubiera sido pecado no hacerlo.

Empezamos con unas croquetas de jamón que me parecieron exquisitas, fritura perfecta, sabor muy potente a jamón, cremosas… Para pedir un tupper para llevar.

Y aquí vino para mi, el plato más sorprendente y que más me entusiasmo por su contraste de sabores, el tartar de tomate con anguila asada y emulsión de soja. El tartar aderezado como si fuera un tartar clásico de carne pero de tomate. Borja nos contó que utiliza una variedad italiana que le permite conseguir esa textura que parece que sea carne y que marida a la perfección con la anguila asada, espectacular.

En la foto lo que veréis es media ración.

A continuación unas potxas frescas con almejas, que quizás fueron el plato más flojo, y cuando digo flojo no es plan crítica, sino más bien, el menos bueno. Las almejas exquisitas fresquísimas, de gran calibre y las potxas muy buenas aunque encontramos que les faltaba un punto de cocción. Pero el plato estaba bien resuelto y no dejamos nada dentro. El plato de la foto es media ración.

Uno de mis platos que me vuelven loco si está bien resuelto son las kokotxas de merluza, y las que veréis a continuación fueron espectaculares, ligadas en salsa, para no parar de mojar pan y disfrutarlas, una gozada. En este caso la foto es de ración entera ya que este plato al ir en la cazuelita es más complicado de hacer medias raciones.

Otro producto que me gusta mucho es el atún, en todas sus formas y cocciones. En este caso fue un marmitako cremoso de galete con pilpil de piparras. Genial forma de transformar un plato tradicional en alta grastronomía. La textura del galete es muy similar a la de las carrilleras de ternera, se deshacía. Muy buen contraste de sabores en el que también acabas mojando pan sin parar. El plato de la foto corresponde a media ración.

En este punto y a pesar de estar un poco llenos no nos pudimos resistir a pedir la torrija de brioche a la leche merengada y helado de vainilla. Espectacular, poco más se puede añadir, creo que la foto habla sola. Lo volvería a pedir sin ninguna duda. Pocas torrijas aparte de las de mi abuela he comido mejores…

Finalmente con los cafés, nos trajeron unos petit fours muy buenos.

Y la comida la acompañamos con un vino a copas que nos recomendaron y que nos encajó muy bien con todo lo que pedimos.

Valoración global, yo personalmente salí encantado, no es un restaurante barato si bien es cierto, en especial con los vinos que si te animas puede subir más la cuenta. También es cierto que intentan ofrecer vinos que no encuentras en cualquier restaurante y eso hay que valorarlo.

Pienso que ofrece un producto de primerísima calidad muy bien ejecutado sin grandes pamplinas respetando en todo momento ese producto tan bueno que ofrecen. Como de costumbre, os dejo la cuenta y a partir de aquí ya sois vosotr@s quien valoráis si lo probáis o no. Yo repetiré seguro!

Quieres ir a Granja Elena?

2 comentarios

  1. Vaya pinta el tartar de tomàquet.. i les croquetes… fins i tot el pa!!!

Deja un comentario