HOFMANN

Bienvenidos/as a una nueva estación de mi blog, Lo sabes, en esta ocasión os hablaré de un restaurante fuera de mi alcance económico pero que gracias a un buen amigo pude disfrutar.
Hacía años que lo quería probar, será porque estudié en una escuela de hostelería?jaja.
La verdad es que me daba miedo, en cuanto a que cuando vas a un sitio con las expectativas muy altas, a veces sales decepcionado. Pero la experiencia global fue buena.
La entrada es sencilla, en la que está expuesta la carta y el menú degustación que ofrecen.

Al entrar ya empiezas a notar cosas que escasean, mucha amabilidad por parte del servicio que nos acompaña a la mesa reservada, gran separación entre las mesas, luz muy adecuada… aunque claro, también se paga.

La carta es muy variada y nos dejamos aconsejar un poco por el maitre, pero antes de empezar con los platos llega el pan:

Focaccia, de aceitunas negras, de queso, integral y chapata. Decir que los dos primeros son excepcionales, recién horneados todos que dieron paso al festival de los aperitivos:

Puesta en escena perfecta, voy a ver si me acuerdo de que era cada cosa: El primero y mas flojo para mi gusto era un pincho de manzana que no recuerdo que llevaba pero como a mi la manzana ni fu ni fa pudo afectar, el segundo es una ensaladilla rusa muy buena con mucha presencia de encurtidos, por detrás dos cornetos de salmón exquisito ahumado (recuerdan mucho a los xuxis del Tiquets) y finalmente un vasito de ajo blanco que entraba genial. Todo esto lo empezamos a regar con un vino que gracias a su propietario ha cogido mucho éxito, a mi me parece un vino correcto pero la pregunta es: Si no tuviera el renombre de un personaje famoso se habría abierto paso en las cartas de los restaurantes de forma tan rápida? Que cada uno decida la respuesta aunque ya digo que el vino es correcto.

Y finalmente antes de empezar con los platos principales un ceviche muy bueno con el contraste de la cereza y unos panecillos de sobrasada muy muy buenos.

Después de un inicio tan positivo llegó el primer plato.
Raviolis de gamba sin pasta rellenos de setas con su demi-glace y aceite verde: Quizás fue lo mas flojo de toda la comida, me pareció un plato un poco soso a nivel de sabor, quizás por las setas, solo correcto aunque a nivel visual sorprende. Los dos pedimos el mismo plato de primero.
Yo de segundo pedí lomo de bacalao cocido a baja temperatura ajoarriero y “pil-pil” de miel: Cocción perfecta de un buen morro de bacalao, el ajoarriero y el pil pil de miel solo correctos con lo cual debo decir que una vez mas un bacalao no supera a los del Restaurant La Estrella de Barcelona.
Mi amigo José pidió de segundo el que yo creo que fue el mejor plato de la comida, pies de cerdo deshuesados, rellenos de foie y trufa, en crepina glaseada con salsa de Oporto: Mira que a mi los pies de cerdo es algo que no me mata pero debo reconocer que la combinación de sabores en este plato a la vez que su textura es sensacional, si algún día vais a Hofmann no dejéis de pedirlo!!! Iba acompañado de un muy buen puré de patatas trufado.
Y finalmente si vas a Hofmann hay que guardarse un espacio en el estómago para degustar sus maravillosos postres.
Primero nos trajeron por cortesía de la casa un prepostre que estaba muy bueno, hecho con pasta filo y con un vaso de azúcar cristalizado…
Me tendréis que disculpar pero no recuerdo el nombre de los dos postres que pedimos, muy diferentes entre ellos pero muy buenos, con una presentación muy cuidada y que nos gustaron mucho.
La carta de postres es muy amplia y se adapta a todos los paladares. Aquí os dejo la foto de los dos postres:

Y finalmente ya un poco justos ya de hambre llegaron los cafés acompañados de los petit fours:

Conclusión: a mi me gustó, pero esto es tan personal… El precio total de la comida para dos rondó los 170 euros.
Está fuera del alcance de mi bolsillo y del de muchos, una lástima.
La pregunta es: merece la pena a nivel relación calidad precio? Eso es mejor que lo juzguéis vosotros.
Yo le vi algunos fallos pequeños pero también es comprensible siendo una escuela de hostelería aunque hay quién dirá que a este precio no.
En definitiva, si queréis salir de dudas y vuestro bolsillo os lo permite os animo a probar el restaurante Hofmann.
Nos vemos en la próxima entrada de mi blog, Lo sabes!!!!
Gracias por vuestras visitas.


4 comentarios

  1. Me gustó mucho tu blog y las crónicas, me pasaré a leerte muy a menudo
    un saludo

  2. Jo he estat un parell de vegades i vaig acabar no publicant-lo, que és el que sempre faig quan em quedo amb dubte…

    El menjar estava be i el servei també. Però vaig deduir que molta part de la gràcia del lloc eren els postres.. I jo que tinc zero afició als postres em vaig demanar uns formatges mentre el reste de la sala vaig intuir que gaudia amb els postres sofisticats.

    En canvi soc un fan de l'escola. Fa un parell d'anys vaig fer alguns cursos monogràfics allà i molt be…

  3. Bon restaurant, sens dubte de lo millor de bcn .. El problema és que un local d'aquesta categoria i preus no es pot permetre el luxe de certs errors (que n'hi han), també crec que si no t'ho venguessin com rest. escola possiblement seria més car. Però si és cert que els migdies tenen un menú a un preu més o menys raonable i que els dimarts i dimecres nit tens també un menú per 10 € més que al migdia, sempre sense vins i els plats i postres presentats són els mateixos que els de la carta, igual que els petit fours. Servei de recepció y sala per a mi espectaculars. Per acabar, a mi particulament m'agradava mes el local antic del carrer Argentería

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*